Aznar

AZNAROrigen: SAGUNTO – Apellido patronímico vasco

Asociado a Gilet: El apellido Aznar tiene sus inicios en el siglo XIX. Gerónimo Aznar Villarroya era natural de Sagunto, de profesión Cantero. Casó con Francisca Benet Orón. Tuvieron cinco hijos.

Vecinos destacados: Gerónimo Aznar Villarroya fue alcalde en 1860. José Aznar Benet lo fue en 1898, 1900, 1909 y 1924. José María Aznar Vila lo fue en 1940.

Significado: Aznar es un apellido de probable origen vasco, antiquísimo y de muy alta condición, muy vinculado a la historia de Aragón, su primitiva casa solar pudo radicar en Jaca (Huesca).

La primera referencia que se tiene de este linaje se remonta al conde de Aragón Aznar I Galíndez quién, según las Genealogías de Roda, insertas en el Códice de Roda, fue vasallo de Carlomagno, aunque más probablemente se tratase de Ludovico Pío a quien el conde aragonés prestó homenaje y quien le encomendó el condado de Urgel-Cerdaña una vez expulsado de Aragón. Su hijo, Galindo I Aznárez fue conde de Urgel y de Cerdaña hasta 844 y después de Aragón desde ese año hasta 867. Aznar II Galíndez, hijo del anterior y su sucesor en el condado, casó con Onneca Garcés, hija del rey García Íñiguez de Pamplona y la reina Urraca. El hijo de este matrimonio, Galindo II Aznárez casó con Sancha Garcés con quien tuvo a Andregoto Galíndez, esposa del rey García Sánchez I de Pamplona. El condado de Aragón pasó al rey García una vez que el matrimonio con Andregoto fue anulado en 943 por razones de consanguinidad. El primer aznar descendía de una importante familia vascona de Baigorri (País Vasco Francés), que tenía ramificaciones en zondas de Aragón como Jaca, Sobrarbe o Ribagorza,

En 850, aparece Dato Aznárez, junto con su yerno Mancio e hijo Aznar Dato (Ato), haciendo una donación al Monasterio de San Pedro de Siresa (Jaca, Huesca). La reina Toda de Pamplona llevó el patronímico Aznárez, siendo hija del conde Aznar Sánchez de Larraun y Onneca Fortúnez.

La primera referencia auténtica y documentada de Guipúzcoa se remonta al año 1025 cuando el rey Sancho Garcés III de Pamplona confirma en el Monasterio de San Juan de la Peña el testamento otorgado por García Aznárez señor de Ipuscua y su esposa Gayla, probablemente guipuzcoana. Otro Aznar relevante de los tiempos del rey Jaume I, a quien siguió a la guerra, fue Juan Sabater Aznar en 1235. Este primer Aznar luchó valerosamente contra los árabes en el reino de Valencia, y el rey, en recompensa a su valentía y a sus muchos servicios, le donó unas casas en la villa de Burriana. Otro Aznar, de nombre Galcerán, fue muy apreciado por el rey Fernando I de Aragón, quien le confió importantes embajadas. En 1413 fue enviado como embajador a Inglaterra, cerca de los duques de Clarence y de York, y en sus credenciales se leía lo siguiente: “Os mando al fiel Galcerán Aznar, oficial de mi casa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *